Menu

¿Qué es la financiación del comercio? Una guía introductoria

¿Qué es la financiación del comercio y por qué puedo necesitarla?

Hay muchas definiciones de financiación del comercio, que varían según la organización y el propósito. Finanzas comerciales explicadas, una publicación (disponible en inglés) conjunta de varias agencias internacionales y privadas, tiene definiciones sencillas dirigidas a las mipymes. Estos se resumen en la siguiente guía.

La financiación del comercio representa los instrumentos y productos financieros que utilizan las empresas para financiar el comercio internacional y la comercialización. La financiación del comercio cubre una amplia gama de productos financieros y puede ayudar a las empresas a aumentar el volumen de transacciones, cumplir grandes contratos y escalar operaciones a nivel internacional.

Muchas empresas no tienen el capital de trabajo necesario para autofinanciar exportaciones donde el pago solo se puede recibir después de que los bienes llegan al comprador, o para pagar por adelantado los bienes importados que se envían desde el extranjero. Debido al tiempo que transcurre entre la compra y la entrega y las muchas posibilidades de interrupción que pueden ocurrir debido a contratiempos en el transporte, la demanda del comprador o eventos económicos y políticos, el comercio internacional tiene muchos riesgos que pueden aliviarse a través de la financiación del comercio.

Para obtener más información sobre los tipos de financiación del comercio y cómo acceder a ella, consulte Cómo acceder a la financiación del comercio del Centro de Comercio Internacional (ITC, por su sigla en inglés) , Qué es la financiación de la exportación (disponible en inglés) de la Academia de la Cámara de Comercio Internacional (CCI) y Explicación de la financiación del comercio, una guía para pymes para importadores y exportadores (disponible en inglés). Esta última guía es realizada en coautoría con Trade Finance Global, el ITC, la Federación de Pequeñas Empresas (FSB, por su sigla en inglés), el Instituto de Exportación y Comercio Internacional (IOE&IT, por su sigla en inglés), la Asociación Británica de Exportadores (BExA, por su sigla en inglés), el Foro de Empresas Privadas (FPB, por su sigla en inglés), y la Corporación Financiera Internacional (CFI).

¿Cuáles son los diferentes tipos de acuerdos de financiación del comercio entre el comprador y el vendedor?

  • Crédito comercial: Este es el arreglo menos costoso para el comprador (importador). Normalmente, el comprador tiene la tarea de pagar el producto dentro de un plazo establecido después de que se completa el envío, que a menudo oscila entre uno y tres meses. Esto puede dejar al vendedor (exportador) con un alto nivel de riesgo de impago. El vendedor a menudo contrata un seguro en caso de que el comprador no cumpla (consulte nuestra guía sobre seguros de comercio).
  • Adelanto en efectivo: Esto implica el pago de fondos no garantizados a la empresa exportadora antes de que se envíen las mercancías. Al igual que el crédito comercial, a menudo se basa en la confianza; sin embargo, los adelantos en efectivo asumen el riesgo del vendedor (exportador) y lo colocan en el comprador (importador), ya que el vendedor recibe el pago de inmediato. Los riesgos pueden incluir retrasos en el envío o falta de entrega.

¿Cuáles son los diferentes tipos de términos relacionados con la financiación del comercio?

  • Carta de crédito (LC, por su sigla en inglés): Estas son descritas por Trade Finance Global como «instrumentos financieros, jurídicamente vinculantes, emitidos por bancos o instituciones financieras comerciales especializadas. Una LC garantiza que se pagará al vendedor en nombre del comprador, si se cumplen los términos especificados en la LC». Para obtener información más detallada, consulte la guía (disponible en inglés) de Trade Finance Global sobre Cartas de crédito.
  • Obligación de pago bancario (BPO, por su sigla en inglés): Esto es similar a una carta de crédito y obliga a un banco a pagar si se presentan los documentos apropiados, en este caso digitales. De acuerdo con la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (CEPE), una obligación de pago bancario “es un compromiso irrevocable de un banco a otro de que el pago se realizará en una fecha específica después de la comparación electrónica exitosa de datos de acuerdo con las reglas de toda la industria establecidas por la Comisión Bancaria de la Cámara de Comercio Internacional (ICC, por su sigla en inglés).» Para obtener más información, consulte el sitio web de la CEPE.
  • Cobro documentario: esto implica principalmente la interacción entre bancos, donde el vendedor/exportador «solicitará el pago presentando sus documentos de envío y cobro a su banco remitente«, según Trade Finance Global. Luego, estos documentos se envían al banco del comprador/importador y los importadores acreditarán el banco del exportador. A diferencia de una carta de crédito, no se hace garantía de pago, no se hace verificación de documentos, y el banco no asume ningún riesgo de crédito o país. El pago se basa únicamente en los fondos disponibles del comprador.
  • Letra de cambio o pagaré: Son documentos entre dos partes en la transacción que confirman que se ha acordado una transacción financiera.
  • Transacciones de cuenta abierta: Estos son arreglos para que los compradores paguen a los vendedores dentro de un período de tiempo determinado (generalmente de 30 a 90 días), sin trámites adicionales. Este tipo de pago es muy beneficioso para los compradores pero deja a los vendedores con más riesgo.
  • Incoterms: Los Incoterms son muy importantes para definir los riesgos entre compradores y vendedores. Para más información, ver guía sobre Incoterms.
  • Financiamiento y mitigación de riesgos: mediante el uso de diferentes tipos de financiamiento, como cartas de crédito y financiamiento de la cadena de suministro, incluido el financiamiento de cuentas por cobrar (consulte la guía sobre financiamiento de la cadena de suministro), los proveedores no solo pueden reducir su riesgo de impago, sino que también pueden recibir el pago anticipado de sus facturas y otros documentos, disminuyendo así el riesgo de interrupciones del suministro y aumentando el capital circulante.
  • Otras formas de financiación: existen otros tipos de herramientas de financiación que las empresas también pueden considerar para el comercio, incluidas la financiación de capital, el arrendamiento, la financiación respaldada por activos o incluso fintech como la financiación colectiva o la financiación entre pares.
  • Préstamos a plazo: También son una opción de financiación a más largo plazo que permite tomar prestado un monto determinado por un período de tiempo específico de un banco u otras instituciones financieras. Vienen con un cronograma de pago específico y pagos de tasa de interés fija o variable.

¿Qué tipo de financiamiento comercial es adecuado para mí?

Es importante sopesar los costos y beneficios de utilizar el financiamiento del comercio para determinar si es una buena opción para su empresa. Incluso si posee el efectivo para permitir una transacción sin financiación adicional, puede valer la pena considerar la financiación del comercio dadas sus seguridades y garantías adicionales y las posibilidades de que su negocio libere capital de trabajo para la expansión.

Más información sobre las consideraciones que una empresa debe hacer está disponible en la guía Cómo acceder a la financiación comercial del Centro de Comercio Internacional (ITC, por su sigla en inglés), desarrollada para que los pequeños exportadores puedan entender cómo acceder a la financiación comercial.

¿Dónde puedo aprender más?